Una forma de vida.

El ser humano ha buscado, a través de los tiempos, la FELICIDAD y la ETERNA JUVENTUD.

Aunque las tenía tan cerca como su mano, no lo sabía y el que no sabe es como el ciego que no ve.

La FELICIDAD está dentro de cada uno. Cuando se encuentra y se alcanza la PAZ INTERIOR, que es en realidad la VERDADERA FELICIDAD, su reflejo sale a la cara y es cuando parece tener una eterna juventud.